miércoles, 7 de octubre de 2015

MUERTE


Dicen que desde que nacemos lo único seguro es la muerte, pero creo que no es algo en lo que pensemos a cada momento, tal vez o quizás al  momento de perder un ser querido o a algún conocido y con frecuencia lamentamos dicha perdida aunque no sea nuestra o hasta tal vez no conozcamos al difunto (a), pero lo cierto es que nadie quiere morir, por el simple hecho de que tememos a lo incierto, escuche una vez alguien decir que como sabia si morir es bueno o malo, pero que tal hecho parecía ser bueno, y de una manera jocosa concluyo: porque nadie jamas vuelve!, la verdad es que cada perdida personal es dolorosa, traumatica y frustran-te, el no poder ayudar a un ser querido a que permanezca  ni un segundo mas en esta tormenta  que llamamos vida...........


Conozco personas que al igual que yo, creo que no han superado sus perdidas, cada vez que recuerdan una canción o o hasta un aroma que se relacione con esa persona reviven ese momento, ese dolor, ese trauma y vuelven a aquel día  donde el dolor los invadió y es como si todo volviera a empezar, es angustiante ver como se  revive cada vez el mismo sufrir.



Alguien a quien quise mucho y para ser sincera también llegue a odiar mucho, estaba muriendo llegue hasta ella en los últimos meses de su vida para cuidarla, era obstinada , terca , soberbia, controladora y tantas cosas mas...... pero yo la veía tan frágil, tan vulnerable y sobre todo tan sola  y me dolía ver como no podía tan siquiera reconocer que le quedaba poco tiempo, su actitud era tan frustran-te para mi, que aveces me llegue a preguntar-Dios mio porque yo?- y creo que me respondió, jamas pensé tener la paciencia y dedicación de cuidar de otro ser ajeno a mi en cierto aspecto, pero lo hice y cuando partió vi que tal vez al final encontró la paz que tanto buscaba, que se reconcilio con Dios y que antes de su ultimo suspiro le pude decir que tanto la quería.