miércoles, 30 de marzo de 2016



En camino empedrado cuesta arriba andan mis pasos, con caídas dolorosas que lastima hasta al espíritu, cargado de pensamientos confusos, y aun en momentos de angustia y desesperación, trato de tocar la luz que al fondo se asoma con destellos de esperanza y con la convicción, de que la oscuridad pronto pasara y mis pasos cruzaran senderos de radiante luz.