viernes, 18 de septiembre de 2015

Olor a traicion


CADÁVER DE LA PRIMAVER

Descubrir el  putrefacto hedor de la traición,
apenas afloraba la primavera,
dejando un rastro a descomposición, 
una rastro a cadáver podrido,
acto repleto de alevosía,
dejando marcas que queman debajo de la piel,
huellas imborrables, que marcan una vida,
trazando un destino incierto,
dejando dolor, inseguridad y resentimientos,
los cuervos merodeando hasta tomar el ultimo trozo de carne,
solo desdicha y desconfianza ha dejado,
manos de fuego que laceran la piel de la primavera
cuchillos filosos que cortan la esperanza en la raza,
sonrisa que envenena al que la escucha,
y desgarra hasta lo mas profundo de un ser,
y en la tumba del alma un epitafio que reza:
Aquí yace el cuerpo de la primavera que ha muerto en una noche de verano.